Think. Make. Change | SHIFTA by Elisava |||
May 18, 2021 espacios, diseño de interiores, coworking Escrito por: Ariadna Rousaud

Espacios de trabajo mixtos, la muerte del coworking

Casa Seat coworkingCasa Seat coworking

24h Party People

Poco antes de la llegada de la pandemia, el modelo tradicional de oficina se vio desplazado por los flamantes coworkings, un nuevo paradigma que se presentaba casi como un club social. Autónomos y pymes encontraron allí el lugar perfecto para asentar su campo base. Sobre papel, tenían un entorno idílico. La mayoría estaban proyectados por renombrados interioristas y la oferta lúdica superaba la de PortAventura. Se mostraban como un nuevo y mejor formato para trabajar, reinado por el buenrollismo y las amenities’. Algunos contaban con gimnasio, piscina con vistas a Barcelona, futbolín de RS Barcelona, liguilla de futbol y networking, mucho networking. Tenían también demasiado cachondeo. Hablo por experiencia propia. En WeWork, la happy hour era espantosa. Música a todo trapo, ganchitos baratos, birra aguada y, en ocasiones, tequila. Daba la sensación de que lo de menos era trabajar. Los guiris verbeneros estaban encantados con ese plan y ligaban más que en la Isla de las Tentaciones; pero a mí, francamente, me parecía un martirio.

Paralelamente, los autónomos desamparados, que no podían permitirse el coste de un coworking chupi guay, tecleaban tranquilamente desde una esquina del Buenas Migas o la biblioteca del barri. Sin saberlo, estaban sembrando la semilla de la hibridación. Unos trendsetters de manual.

We want it all

Tras unos meses de parón global, este 2021 se perfila como el nuevo año cero. Suena muy peliculero, pero es evidente que nada volverá a ser como en tiempos pre-pandémicos. Hemos saboreado la miel de trabajar en pantuflas y ahora ya no apetece tanto reincorporarse a oficinas y coworkings. Sin embargo, por otro lado, la falta de infraestructura oficinera del salón de casa y la soledad también nos provoca cierta nostalgia.

En un estudio realizado por la compañía de mobiliario de oficina Actiu, el 73% de los encuestados prefería volver a su entorno de trabajo en la empresa, aunque teletrabajando algún día a la semana. En otro de la consultora PriceWaterhouseCoopers, 6 de cada 10 afirmaron que quieren teletrabajar de 2 a 3 días a la semana.

Es decir, nos va el remoto, pero solo una puntita. Picotear un poquito aquí, y otro ahí. Lo queremos todo. Y ese todo se llama (redoble de tambores): modelo híbrido.

Actiu, espacios híbridosActiu, espacios híbridos

Ni carn, ni peix

De la misma manera que los nuevos vehículos híbridos funcionan con motor eléctrico, pero incluyen otro de combustión (no vaya a ser que te quedes tirado en medio de la nada), los espacios híbridos” ofrecen este mig mig. No son oficinas convencionales. Tampoco son coworkings, muchos de los cuales ya han entrado en quiebra.

Los espacios híbridos son un nuevo arquetipo de locales transversales que habilitan zonas de trabajo. Cuentan con sillas ergonómicas, buena conexión wifi, áreas distendidas para reunirse en plan moderno y gente. Rostros. Es importante ver rostros alrededor.

El tiempo en el que las oficinas eran solo oficinas, los hogares solo hogares y las tiendas solo tiendas, se ha acabado. Ahora se lleva el mix and match, locales donde se mezclan los usos de manera flexible.

View this post on Instagram

A post shared by Kimpton Vividora Hotel (@kimptonvividora)

Un ejemplo claro es la nueva y pomposa Casa Seat. Si consigues superar el corte que da cruzar sus puertas, dentro encontrarás varias mesas para trabajar. El lugar parece estupendo: wifi, entorno inspirador (rodeado de Dippings), céntrico, social y aparentemente gratis. Vamos, una estaca para los coworkings.

Más: los hoteles. El sector está fiambre y necesita reinventarse. Algunos lo intentan programando actividades culturales en sus lobbys, o markets en sus terrazas. Peanuts’. Los listos han visto que adaptar zonas de trabajo, no solo para clientes, puede ser parte de la solución. Al fin y al cabo, uno acaba consumiendo, ni que sea por empatía.

Los bares, ¡qué lugares!, son otra alternativa. Las nuevas cafeterías saben que añadir buena conexión y sillas cómodas al menú sale rentable. Eso, siempre y cuando el teletrabajador en cuestión no se tome solo a relaxing cup of’ café con leche in Plaza Mayor durante ocho horas.

Casa SeatCasa Seat

Combinaciones peligrosas

El teletrabajo significa un ahorro suculento para los empresarios, que ya están contando cual Tío Gilito el dinerito que se ahorrarán en suministros y oficinas más pequeñas. Si a esto le sumamos que trabajar en remoto aumenta la productividad, los espacios híbridos apuntan a convertirse en nuestra nueva oficina. A partir de este año cero, el trabajo ya no estará asociado a una única ubicación, sino a un ecosistema de localizaciones que permitirá trabajar desde múltiples lugares.

Desde lejos, la idea suena estupenda. Solo le falta la sombrillita en el cóctel. Pero alerta con tanto mezclum. Si rebasamos las fronteras físicas entre trabajo y vida personal, acabaremos por no distinguir -ni disfrutar- ninguno de ellos. Hagamos el favor. La privacidad es intocable.

BTW si estás interesado en entender cómo diseñar un espacio y aprender a revalorizar un producto con el Home Staging, a lo mejor te interesa el Programa Enfocado en Estilismo Interior y Home Staging.

Soho HouseSoho House


Ariadna Rousaud es periodista especializada en diseño, arquitectura e interiorismo y colaboradora de Shifta.

Up next Entrevista a Rosa Llop, Diseñadora de Experiencias Entrevista a Pedro Vicente, doctor en fotografía
Latest posts Los 5 diseños de producto que nos cambiaron la vida Entrevista a Júlia Esqué, diseñadora de producto internacional 5 autores para una visualización de datos emocional 5 ejemplos de tipografía personalizada en España Entrevista a Sandra Rojo, creativa, comunicadora y fotógrafa Be water my friend Detrás de un buen diseño de producto Entrevista a Lorena G, freelance illustrator & graphic designer Coliving. Vivir juntos o morir solos Sobre diseño social y diseño del valor Motion Graphics, mucho más que un lenguaje Jingles: cuando el mensaje es una canción. Al futuro se le mira de frente Cómo hacer una infografía análogas y participativa La respuesta emocional: El rol del creador audiovisual Lefrik: un caso de éxito de diseño sostenible Tres claves para una infografía narrativa 11 razones por las que la creatividad es importante y urgente 5 buenos ejemplos de diseño emocional Entrevista a Pedro Vicente, doctor en fotografía Espacios de trabajo mixtos, la muerte del coworking Entrevista a Rosa Llop, Diseñadora de Experiencias Ilustrar en 3D Entrevista a Paadin, Data and Design La ‘black box’ de las ideas El poder de las narrativas 5 recomendaciones de libros sobre diseño y creatividad Sobre restauración pre y post covid 8 piezas que elevan cualquier proyecto de interiores Sin emoción no hay diseño Entrevista a Wenceslao Sanz, Head of Design & New Formats