Think. Make. Change | SHIFTA by Elisava |||

Sin emoción no hay diseño

Aura de Studio Nick VerstandAura de Studio Nick Verstand

Me gustaría invitarte a parar un momento y reflexionar sobre todos los diseños con los que has interactuado hoy y así poder observar la presencia de las emociones en ellos. Repasemos tu día. ¿En qué sitios has estado, quizás en la oficina o home office, en el transporte, en alguna tienda o supermercado, en el gimnasio o en el parque, en tu lugar favorito de casa? ¿Qué actividades has realizado, has trabajado, comido, socializado o hecho algún hobby? ¿Qué objetos, productos o servicios has utilizado, por ejemplo, algún ordenador o portátil, un smartphone o tablet, algún servicio de delivery, la tarjeta de crédito o alguna interfaz digital? Puedes identificarlos, enumerarlos o incluso describirlos desde una perspectiva subjetiva u objetiva, tal como hace el proyecto Descriptive Camera.

Descriptive CameraTM de Matt RichardsonDescriptive CameraTM de Matt Richardson

Todos los productos, servicios o experiencias- tienen una relación con las emociones, y es que en algún momento determinado tú cómo usuari@ o consumidor/a seleccionaste ESE diseño respecto a todos los otros, según unos criterios y unas necesidades.

Autores como Patrick W. Jordan han determinado las necesidades que tenemos como consumidores según una jerarquía: funcionalidad, usabilidad y placer.

En un contexto, como el actual, donde cada vez hay más opciones similares en el mercado que realizan la misma función y su usabilidad es parecida, no es de extrañar que nos resulte más complicado diferenciar y escoger entre todas las opciones disponibles, si además no existen muchas diferencias respecto al precio. Y es aquí donde las emociones juegan un papel importante y fundamental

La importancia de las emociones

Cuando pensamos en un producto, servicio o experiencia para algún fin determinado, el cerebro tiene una reacción al considerar todos los factores y se establece una relación con el usuari@. ¿Y por qué es relevante? Porque las decisiones pueden sólo considerar cómo me siento al tener ese diseño -conmigo y con las otras personas-; y no tanto las características intrínsecas. Es por este motivo, que la experiencia emocional se ha convertido en una propuesta de valor porque por un lado permite establecer una relación y conexión más larga y fuerte con y ; y por otro posibilita diferenciarse de la competencia.

Las emociones dentro del diseño pueden tener distintas aplicaciones y funcionalidades, tales como: hacernos vivir experiencias únicas y crear recuerdos, ayudar a expresarnos y detectar que nos sucede internamente, fomentar nuestro bienestar, facilitarnos el día a día, ayudarnos a tomar una decisión, hacernos sentir más cómodos en un espacio, hacernos recomendaciones según nuestras preferencias, rehumanizar y ampliar nuestras capacidades creando sociedades más justas e inclusivas, crear nuevas formas de comunicarnos, entre muchas otras. Por lo tanto, tienen un potencial enorme.

Un ejemplo sería el proyecto Aura de Studio Nick Verstand –en colaboración con the Netherlands Organisation for Applied Scientific Research–. En esta instalación audiovisual se miden las respuestas emocionales de los usuarios –con el uso de biosensores de las ondas cerebrales, la variabilidad de la frecuencia cardíaca y la respuesta galvánica de la piel– para posteriormente transformarlas en composiciones de luz de distinta forma, color e intensidad. Si relacionamos este proyecto con las aplicaciones anteriores estaría dentro de la categoría de expresión de las propias emociones y vivencias únicas que crean recuerdos.

Imagen de Aura de Studio Nick Verstand, publicada en DezeenImagen de Aura de Studio Nick Verstand, publicada en Dezeen

Otro trabajo interesante para comprender las aplicaciones y posibilidades es Measuring less to feel more’ de Mickael Boulay –en colaboración con Waag Society–, en este caso se trata de un dispositivo para las personas diabéticas que indica los niveles de azúcar en sangre de una forma más sensible. Es decir, es un producto que ayuda y fomenta el bienestar, ya que reduce el estrés, rehumaniza estos dispositivos y crea nuevas formas de comunicación entre el producto-usuari@

.Measuring less to feel more de Mickael Boulay

Introducción de las emociones en el diseño

Quizás después de descubrir las posibilidades que permiten las emociones, estarás pensando cómo se pueden introducir en el proceso creativo, independientemente de la disciplina.

Existen distintos métodos, teorías y referentes que tratan esta relación entre emoción y diseño. A continuación, presento tres que han sido seleccionadas para hacer una primera inmersión en el diseño emocional.

1/ Ingeniería Kansei

Fundada por Mitsuo Nagamachi es un método que establece procedimientos para traducir las percepciones, impresiones, gustos de en soluciones a través de las características y los parámetros del diseño.

2/ Diseño empático

Técnicas empleadas para descubrir las necesidades, a través de metodologías que estimulen y trabajen la empatía. Mediante la observación y la vivencia en primera persona de la experiencia del usuari@, es decir ponerse en la piel de la otra persona, se obtiene una información que muchas veces no es posible conseguir con métodos más tradicionales o superficiales de investigación.

3/ Diseño positivo

Pieter Desmet destaca por excelencia como autor referente. El diseño positivo propone estrategias basadas en la aplicación de las investigaciones sobre la experiencia humana que se centran en cómo diseñar en función de lo que hace sentir bien y feliz a las personas, con una connotación siempre positiva.

Hay autores, como Sonja Lyubominsky que intentan descifrar la variación en la felicidad de los individuos y en qué factores pueden ser predecibles. Esta información puede guiarnos para trabajar diseños que fomenten la felicidad y el bienestar de las personas en los factores que si tenemos control.

Sources of happiness de Delft Institute of Positive DesignSources of happiness de Delft Institute of Positive Design

Yo diría que después de un año de pandemia el mensaje nos ha llegado alto y claro: somos seres emocionales, las emociones son importantes para nuestro desarrollo y forman parte de nuestro día a día. Por lo tanto, de todo lo que nos rodea –incluido el diseño– aún tenemos mucho margen para crear productos, servicios o experiencias que tengan un impacto positivo en distintos niveles.

BTW si estás interesado en desarrollar la gráfica en el diseño de interiores y su señalización, el Programa Enfocado en Diseño Emocional.


Ainoa Abella es Design Researcher, PhD in Statistics y profesora de Elisava y de Shifta.

Up next Entrevista a Wenceslao Sanz, Head of Design & New Formats 8 piezas que elevan cualquier proyecto de interiores
Latest posts Publicidad creativa que inspira El magnetismo creativo de la inteligencia artificial Entrevista a Paula Iglesias, Alumni SHIFTA y Motion Grapher «Días Grises» por Andrea Giménez 5 buenos ejemplos de publicidad Del dicho al hecho: PROYECTO PORTY 5 campañas audiovisuales de éxito en Instagram Entrevista a Catalina Risso, Alumni y La importancia de los referentes en un proyecto de Motion Graphics 5 motivos para reivindicar el diseño Sant Jordi 2022 Beneficios del UX Writing no nativo Entrevista a Lola Martínez, Alumni y Directora de Arte De la creación artesanal a la experiencia de usuario: Proyecto Colectivo Raíces 5 diseñadoras referentes que a lo mejor no conocías 7 ejemplos de arquitectura vernácula sostenible El huevo o la gallina. El producto o el branding 5 productos sostenibles Entrevista a Marc Panero, diseñador gráfico de referencia Narrativa audiovisual en la era de los centennials Las 5 fases que hay detrás de SHIFTA by LORENA G Diseño sostenible: el concepto (que no te den gato por liebre) 5 ejemplos de infografías editoriales Diseño social: de la utopía a la realidad El Food Design, un gran desconocido Entrevista a Enric Jardí, creador de tipografías, dirección editorial y de arte 5 buenos ejemplos audiovisuales con poco presupuesto Fuentes Variables en el Branding Descifrar las emociones a través del diseño La ligereza del interiorismo australiano Nueva York, cómo el diseño gráfico influyó en el éxito de su Branding